Cómo poner un negocio de lecciones de música

Cómo poner un negocio de lecciones de música

 

Si está buscando un negocio paralelo para hacer y es particularmente bueno tocando uno o varios instrumentos, ¿por qué no considerar convertirse en profesor de música?

Puede ir a las casas de las personas, hacer que vengan a su casa o, si tiene acceso a otro espacio para usar, puede hacer que las personas vayan allí.

 

Tal vez se pregunte cómo comenzar en el negocio de las lecciones de música.

Una cosa clave es ser organizado.

Siga estos cinco sencillos consejos para hacer despegar su negocio secundario de lecciones de música y estará muy satisfecho con el resultado.

 

1. Publicidad

 

Tienes que hacerle saber a la gente que estás disponible para las lecciones de música.

Lo más probable es que su clientela sean niños; por lo tanto, debe concentrarse en los padres y en dónde estarán.

Puede publicar un anuncio en un periódico, iniciar una página de Facebook para su empresa e inventar volantes y colocarlos en los buzones, las puertas o los automóviles de las personas, o en la tienda de comestibles.

 

Comuníquese con las escuelas locales y vea si lo ayudarán a correr la voz acerca de sus lecciones.

Las tiendas de música locales pueden recomendar a las personas para que tomen lecciones de música, así que llámelos y vea si están dispuestos a ayudarlo a publicitar su negocio.

 

Prepare tarjetas de presentación y entrégueselas a las personas siempre que pueda y publíquelas en los tablones de anuncios de la comunidad.

Una vez que lleguen esas llamadas, prepárate para venderte como un profesor de música competente que puede enseñar a un nivel particular.

 

2. Crea un horario

 

Debe realizar un seguimiento de los tiempos en que está disponible personalmente para enseñar lecciones, pero también de cuándo tiene a alguien que viene para esa lección.

También debe decidir la duración de las lecciones.

Treinta minutos es una buena cantidad de tiempo para los niños, especialmente para los niños pequeños. Demasiado tiempo y se aburrirán y distraerán.

 

Si tiene adolescentes o adultos, es posible que pueda salirse con la suya tomando lecciones de una hora con ellos, por lo que deberá decidir qué quiere hacer.

Luego, debe decidir qué tan bien trabaja y puede cumplir con un horario. Puede ser tentador poner a los estudiantes espalda con espalda, pero tienes que ser puntual y tus clientes también tienen que ser puntuales. Si te pasas del tiempo de otra persona, seguirás atrasándote más y más.

 

Por estas razones, podría ser beneficioso para usted espaciar un poco las lecciones. De esta manera, los padres no se ven obligados a esperar, algo que podría disuadirlos de seguir usándolo.

 

También debe tener una política en mente sobre lo que sucede si alguien no puede asistir a una lección debido a una enfermedad.

Permítales la oportunidad de compensarlo con una lección extra larga la semana siguiente o simplemente reprogramando completamente para otro día de la semana si eso es lo que el padre quiere.

 

3. Piensa en el espacio en el que estás dando lecciones

 

Querrás que el espacio esté despejado, limpio y cómodo.

Deberá tener buena iluminación y, por supuesto, suficiente espacio para usted, el estudiante, una silla o sillas, un atril y el instrumento.

 

Si va a viajar a las casas de las personas, déjeles en claro lo que les va a exigir en lo que respecta al espacio en el que enseña.

Sea razonable, por supuesto; debe ser cosas como un asiento resistente y firme para que su hijo se siente, un atril y buena iluminación para que su hijo pueda leer la partitura fácilmente.

 

Idealmente, este también será el espacio de práctica del niño, por lo que no debería ser demasiado difícil de proporcionar.

 

4. Costo

 

Lo más difícil es decidir cuánto cobrar por tu servicio.

Va a depender de muchas cosas. Si viaja a ellos, deberá tener en cuenta los posibles gastos de viaje.

Si tiene que alquilar un espacio, entonces probablemente querrá pasar parte de ese costo a su clientela.

Pero, en última instancia, tendrá que hacer que sea menos de lo que cobran las tiendas de música locales por las lecciones.

 

Investigue para ver lo que otros cobran por las lecciones.

Si viaja con ellos, es posible que estén dispuestos a pagar un poco más porque significa una cosa menos que los padres tienen que hacer, pero debe ser razonable.

Sin embargo, solo recuerde realizar un seguimiento de todos sus ingresos.

 

5. Métodos y equipos de enseñanza

 

Lo último que deberá considerar es cómo va a enseñar a sus alumnos. Necesitará encontrar un libro de buena calidad que tenga canciones familiares, colores brillantes y que sea fácil de leer y comprender.

Puede pedirles a los padres que lo compren ellos mismos u ofrecérselo como un costo adicional durante la primera lección.

Déjalo en manos de los padres.

 

Deberá tener un atril de buena calidad, una silla del tamaño de un estudiante y cosas adicionales para el instrumento que puedan ser necesarias, como lengüetas que pueden romperse o grasa de corcho. También es bueno tener un kit de reparación básico para los instrumentos que estarás enseñando, porque las cosas pasan y necesitas estar preparado para cualquier cosa.

 

Ofrezca recompensas, ya sean calcomanías por completar una canción en la que han estado trabajando durante un tiempo o un certificado cuando hayan completado un libro de lecciones. Será bueno si tiene su propio instrumento para modelar lo que necesita que el niño haga en su lección.

 

Una vez que tenga todas estas cosas en su lugar, debería estar listo para comenzar un negocio secundario exitoso con lecciones de música privadas.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Reddit
LinkedIn
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish